Miedo al sexo

Nos enseñaron a tenerle miedo al sexo porque puede enfermarnos, pero mantuvieron oculto que el sexo puede curarnos. Tiene unos poderes increíbles, si lo practicamos adecuadamente… me explico:

El sexo nunca ha sido el problema.

Debemos tenerle miedo al sexo cuando se usa sin amor y sin conciencia, en este acto se producen unas energías y vibraciones negativas las cuales por supuesto sí que pueden resultarnos perjudiciales y provocarnos algún tipo de daño.

Pero cuando el sexo se practica con amor, éste nos sana y nos eleva, produciendo energías y vibraciones positivas.

El problema es la inconsciencia con la que fuimos educados, la frialdad con la que nos tratamos y la distancia emocional que mantenemos en nuestras relaciones hoy en día…

Nuestros cuerpos y genitales están diseñados para amar, crear y regenerar nuestras células y ADN.

Jamás deberíamos tenerle miedo al sexo, cuando éste se practica con la finalidad del amor…

Hacer el amor es el acto de sanación más hermoso y generoso que podemos experimentar.

Pero el sexo no se pensó para que se practicara como un juego o un instrumento de placer…
Hay que ver a quien le entregamos y con quien nos fundimos nuestro cuerpo, porque no sólo se entrega cuerpo, se entregan y se mezclan las energías… pero en esto nunca piensa la gente y es consciente de ello.

El amor nos une y nos eleva, haciéndonos viajar por un bello vuelo en medio del universo.

No le tengamos miedo al sexo. Sí a con quien lo practicamos…

miedo al sexo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *