El amor es un camino

El amor es un camino, pero no es el único que hay… ¿Cuál decidirás tomar?

Aquí, en este mundo, como estamos partidos por dentro viviendo en la dualidad, tenemos afuera lo llamado “libre albedrío” que nos da capacidad de elección.

¿Hacia qué parte eliges mirar? ¿Qué camino eliges? Sólo hay dos: el amor y el miedo. ¿Eliges mirar hacia el del amor, ir por ese camino? ¿O eliges ir a ninguna parte? Porque eligiendo el camino del miedo, no vamos a ninguna parte.

El camino del miedo, es el camino del ego: El camino de los inicios y los finales, de la vida y de la muerte, el camino de la guerra, de la destrucción del cuerpo como máxima expresión.

Yo elegí hace tiempo el único que existe, el del amor. No me refiero a ese amor de angelitos celestiales tocando arpas y que puede muy bien evadirte de la vida del día a día aquí en esta Tierra.

El amor es un camino… para transitarlo, aquí en este mundo, tienes por empezar sabiendo quién eres. Saber que eres más que ese cuerpo que te da la sensación de que estás separado del resto. Tienes que continuar por saber que estamos todos unidos, formamos parte de una Unidad y que lo que a los demás les haces, a ti mismo te lo estás haciendo. Si das amor, a ti te lo das. Si se lo niegas, a ti te lo estás negando.

En absoluto me refiero a aguantar, tragar, obedecer, callar y cosas de esas que nos han enseñado. El Amor no hace esas cosas, eso son grandes faltas de Amor hacia nosotros mismos, eso para empezar.

Nos han enseñado mal y así nos va por este mundo.

Si me estas leyendo, ¡des-aprende! Esa parte a la que nos han enseñado a mirar, a la que elegimos consciente o inconscientemente… no existe, no es real, es una simple y mala interpretación.

No creas en un Dios o Universo castigador. No existe. Aquí el único o la única que se castiga eres tú. No hables de mal karma tampoco, o que “te ha tocado”, tampoco es cierto.

En el instante que dura un parpadeo, puedes elegir mirar hacia la parte correcta, la única que existe y es tu realidad: el camino del amor, la benevolencia, la bondad…

El Universo es benevolente. ¿Por qué tú no, si formas parte de él? ¿Por qué tú no, si estás hecho a imagen y semejanza de quien te creó?

Despierta, desaprende, y cambia de rumbo. ¡Es posible e instantáneo!

Ladea tu cabeza, observa la grandeza que te acompaña. Es la tuya. Nadie te la quitó. Fuiste tú que consciente o inconscientemente miraste hacia otro lado.

En el instante de un parpadeo… existe la posibilidad de recolocarte en tu ser auténtico.

¿A qué estas esperando?

EL AMOR ES UN CAMINO, TÓMALO…

EL AMOR ES Y ESTÁ DENTRO DE TI.

DÉJALO FLUIR…

AMA…

AMMMMAAAAAA

AAAMMMMMAAAAAAAA

DÉJALO FLUIR Y AMA EN TODO INSTANTE…

TODO CAMBIARÁ.

el amor es un camino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *